¿No perteneces a nuestra Asociación?

Mandarin Oriental y Olayan compran el HOTEL RITZ MADRID

El grupo Mandarín Oriental entra en el turismo madrileño por la puerta grande, al adquirir recientemente el emblemático hotel Ritz Madrid, por 130 millones de euros mediante una operación conjunta con The Olayan Group, grupo multinacional de Arabia Saudí.
Mandarin Oriental y Olayan ostentarán respectivamente un 50% de la nueva operación, que adquirirá todas las acciones de Hotel Ritz Madrid S.A a sus actuales accionistas, Belmond Spanish Holdings S.L.U. y Landis Inversiones, S.L.
El hotel recibirá una renovación completa en 2017, cuya valoración se estima en estos momentos en 90 millones de euros. La inversión total de Mandarin Oriental por su participación en el proyecto, incluyendo los gastos de adquisición, de renovación y de transacción se estima en 111 millones de euros. El Grupo financiará la compra de su participación en la citada operación conjunta con reservas propias del grupo, y la renovación se financiará a través de una apropiada combinación de capital y deuda.
Mandarin Oriental se hará cargo de la gestión del hotel mediante un contrato a largo plazo. La renovación abarcará todas las habitaciones y zonas comunes, beneficiándose además de un nuevo spa y diversos restaurantes y bares, todos ellos diseñados y concebidos para mejorar el posicionamiento de la propiedad.
El hotel, que abrió en 1910 y tiene 167 habitaciones, es un palacio de estilo barroco, situado en el corazón de Madrid, dentro del denominado “Triángulo de Oro”, en una exclusiva zona residencial próxima al distrito financiero y comercial de la capital, así como a las mayores atracciones, los mejores restaurantes y centros de negocios y a varios de los lugares de interés cultural de la ciudad, como el Museo del Prado o el Parque del Retiro.
Construido en 1910 según los deseos del rey Alfonso XIII, el Ritz posicionó a Madrid como una de las grandes ciudades europeas en el sector de la hotelería, y desde su inauguración ha alojado diversas casas aristocráticas y altos mandatarios, atraídos por su fama mundial y su servicio y lujo exquisitos.
Los restaurantes y bares del hotel son lugar habitual de reunión para integrantes del jet-set español, artistas y personalidades del mundillo político, cultural y financiero. Su terraza ajardinada es especialmente popular durante los meses de verano, donde se ha hecho tradicional el denominado “Brunch” dominical al estilo americano.
‘Estamos muy contentos de unirnos a Olayan en este proyecto, que presenta una gran oportunidad de ampliar nuestra cartera en una de las capitales europeas clave’, ha dicho Edouard Ettedgui, director ejecutivo del Grupo Mandarin Oriental. ‘Este hermoso establecimiento complementará nuestro galardonado hotel en Barcelona. Ambos se podrán beneficiar de la recuperación económica del país’, añadió.
Un grupo de lujo en expansión global
Mandarin Oriental Hotel Group es propietario de algunos de los hoteles, resorts y residencias más lujosos del planeta, ubicados en destinos premium alrededor del mundo. Su lema, ofrecer lujo del siglo XXI con encanto oriental. Sobre todo, pretende crear hoteles únicos a través de un diseño distintivo. Ha recibido reconocimientos y premios internacionales por su gestión de calidad y su legendario servicio de hospitalidad.
El grupo adquirió su primera propiedad en 1963 en Hong Kong, y en 1974 compró el Oriental en Bangkok, ya conocido como una leyenda entre los hoteles del mundo. Así surgió la marca Mandarín Oriental Hotel Group, con un logo renovado y durante las décadas siguientes continuó abriendo hoteles en Asia, con reputación de ser uno de los más elegantes y lujosos grupos hoteleros.
En 1987 lanzaron su primera propiedad hotelera en San francisco y a mediados de los 90 adquirieron otro hotel en Londres. En el 2000, Mandarín lanzó un ambicioso plan de expansión dirigido a llegar a las diez mil habitaciones a nivel mundial. Fue entonces que adquiriereon inmediatamente el prestigioso Grupo Hotelero Rafael y abrieron otro en Miami. Había llegado la hora de la expansión global.
Hoy el grupo se ha establecido firmemente entre los actores hoteleros globales de lujo, con presencia en las más grandes ciudades y destinos premium. Actualmente tienen 26 hoteles en operación y otros 18 en desarrollo, lo cual representa alrededor de 11.000 habitaciones en 24 países de cuatro continentes. Además tienen 15 instalaciones en la modalidad “Residencias”, casas privadas cercanas a los hoteles que son atendidas por éstos. Once de sus restaurantes en hoteles han obtenido 16 estrellas Michelín, más que cualquier otro grupo del mundo.