¿No perteneces a nuestra Asociación?

LA CRISIS mejora en el Sector Hotelero

La crisis ha provocado consecuencias positivas en el sector hotelero, que tras ella ha dado un paso adelante hacia una mayor profesionalización en inversión y gestión y también hacia la sofisticación de los distintos actores, según han explicado los socios de Magma Hospitality Consulting, Bruno Hallé y Albert Grau, en la jornada celebrada en el hotel InterContinental Madrid con motivo de su décimo aniversario, según publicó HOSTELTUR noticias de turismo en ‘Magma HC analiza los últimos 10 años en hotelería en su 10º aniversario’.
Los cambios producidos en el sector tras la recesión, según los ha enumerado Bruno Hallé, pasan por “un nuevo modelo de inversión y de gestión que supone un cambio de rumbo hacia el modelo anglosajón, viniendo como veníamos de modelos ultrapatrimonialistas. Ahora con las SOCIMI (Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión Inmobiliaria) se separa la parte gestora de la patrimonial y se puede gestionar con una amplia variedad de contratos, ya sea alquiler variable, franquicia, gestión, etc.”.
A ello se suman nuevos fondos más sofisticados y con gente muy profesional. Fondos internacionales de mercados lejanos como el qatarí o el chino que, como ha explicado Hallé, “compran en España porque ven una oportunidad, por resultados y por marca, que es lo que le da valor, ya que sólo asumen inversiones que sean rentables”. Ejemplo de ello son Meridia Capital, que ha desinvertido en Latinoamérica para invertir en España, y KKH Capital Group, con importantes inversiones en Barcelona.
Esta profesionalidad no sólo se percibe en los inversores, según ha destacado Albert Grau, “sino también en las cadenas, que cuentan ahora con modelos más flexibles, ya sean en franquicia o en gestión”. La franquicia, por ejemplo, “es muy buena herramienta para reposicionar tu producto atrayendo nuevos mercados por la capacidad de las grandes marcas de atraer clientes, además de servirte como elemento de diferenciación de tu competencia, pero hay que estudiar detenidamente su viabilidad y si tiene sentido en el mercado”.
En este escenario se consolida la figura del asset manager, “un especialista que conoce bien ese activo, se sitúa entre propietario y gestor y comprueba que todo está funcionando bien”. Este profesional, “que es muy habitual en los mercados anglosajones”, estará cada vez más presente en el español porque “es un mercado cada vez más líquido en rotación de activos y habrá que gestionarlo muy bien”.
El mercado español, por tanto, en palabras de Hallé, “gira hacia el modelo anglosajón en un cambio de modelo muy rápido”. El posicionamiento de las grandes marcas internacionales, añade Grau, “harán que el mercado sea mucho más abierto, lo que implicará nuevos modelos de negocio”.